Ortodoncia

ortodoncista-pico-blanco-malpica

 

La   Ortodoncia   es   una  especialidad  odontológica  que  estudia, previene  y corrige las  alteraciones  del desarrollo,  las  formas  de las  arcadas  dentarias  y la posición de los huesos,  con el ­fin de restablecer  el equilibrio de la boca y de la cara,  mejorando también la estética facial y la masticación.

¿Cuándo debe ser la primera visita?

La edad para iniciar el tratamiento varía según el tipo de problema y su gravedad. Recomendamos acudir a una revisión con la ortodoncista, se haya detectado o no  un problema, al menos a los 6 años. Aunque la mayoría de los tratamientos se inicien en la adolescencia, es importante un diagnóstico temprano y hacer un seguimiento para asegurarse la mejor salud dental de sus hijos.

El ortodoncista es el odontólogo con una formación especializada adecuada para realizar el diagnóstico y el tratamiento de ortodoncia. Infórmese sobre la formación de su ortodoncista.

¿Qué tipo de tratamientos hay?

Interceptivos

Son aquellos tratamientos que suelen iniciarse cuando están presentes los dientes temporales y tratan de evitar alteraciones en el crecimiento de la cara y sus huesos. Este tipo de tratamientos no descartan la posibilidad de una corrección posterior con otro tipo de aparatología.

Correctivos

Son tratamientos que se realizan cuando el tratamiento interceptivo no ha sido suficiente, por la severidad de la alteración, o no se ha realizado. Lo más recomendable es comenzar estos tratamientos alrededor de los 10-12 años.

¿Es la edad una limitación para el tratamiento de ortodoncia?

Aunque hacemos referencia a la edad ideal para iniciar el tratamiento, no significa que no pueda iniciarse en la adolescencia o en la edad adulta. Los objetivos del tratamiento y sus resultados, sin embargo, van a ser diferentes.

Los tratamientos en adultos son cada vez más frecuente. Un correcto alineamiento de los dientes no solo tiene un beneficio estético, permite reducir el riesgo de patologías de las articulaciones, permite conseguir una oclusión (mordida) más estable y facilita el control de higiene, especialmente en pacientes con enfermedades de las encías.

Tipos de ortodoncia

Brackets metálicos

Los brackets metálicos convencionales constituyen la aparatología más tradicional en ortodoncia, ya que vienen siendo utilizados desde hace décadas con resultados excepcionales. Aunque son los brackets de elección en niños y adolescentes, actualmente los nuevos diseños mejorados garantizan una mejor estética y una máxima comodidad, por lo que son ampliamente utilizados tanto por niños como por adultos. Su gran ventaja frente a otras alternativas es su bajo coste.

Brackets estéticos

Son brackets de porcelana o zafiro, ambos materiales imitan el color del diente por lo que proporcionan una máxima estética. Aunque el tiempo de tratamiento es algo mayor con respecto a los convencionales, se consiguen grandes resultados. Están recomendados en adultos con altas necesidades estéticas, por ejemplo aquellas personas que trabajen de cara al público. No se tiñen ni sufren cambios con el paso del tiempo. Requieren un cuidado exhaustivo y una higiene ejemplar.

Ortodoncia lingual

En la ortodoncia lingual los brackets se cementan en la superficie interna de los dientes, es decir, las caras linguales. Por tanto, es un tratamiento completamente invisible ¡nadie notará que los llevas! Además, son individualizados, es decir, realizados a la medida del paciente con tecnología de alta gama por lo que permiten una excelente precisión y perfecto control de movimientos dentarios. Tras un breve período de adaptación, apenas se sienten molestias y debido a su fino grosor no afectan al habla.

Invisalign

El sistema de ortodoncia Invisalign permite mover los dientes sin que nadie lo note mediante el uso de unas alineadores transparentes diseñados específicamente para cada paciente que se cambian periódicamente. Aunque pueden retirarse para comer y cepillarse los dientes, deben ser utilizadas al menos 22 horas al día para que realicen el efecto deseado.